Inspirados por el cielo


“Para que todo luzca quieto y perfecto, para que la lejana estrella permanezca en su sitio, el universo inventa a cada instante increíbles coreografías”

(De Revolutionibus Ena Lastra)

“Con la carne de Ymir hicieron el mundo, con su sangre las ondas del mar, con sus huesos las montañas, con sus cabellos los árboles y con su cráneo la esfera de los cielos...”

(Platón - TIMEO)

“La amistad silenciosa de la Luna (cito mal a Virgilio) te acompaña desde aquella perdida hoy en el tiempo noche o atardecer en que tus vagos ojos la descifraron para siempre en un jardín o en un patio que son polvo. ¿Para siempre? Yo sé que alguien, un día, podrá decirte verdaderamente: No volverás a ver la clara Luna. Has agotado ya la inalterable suma de veces que te da el destino. Inútil abrir todas las ventanas del mundo. No darás con ella. Vivimos descubriendo y olvidando esa dulce costumbre de la noche. Hay que mirarla bien. Puede ser la última”

(Jorge Luis Borges)

“En una noche clara, sin luna, en medio del invierno o del verano, una pluma de luz se eleva inmóvil tras las constelaciones dispersas. La vía Láctea es nuestro Universo Isla, nuestra galaxia...”

(Charles A. Withney: El descubrimiento de Nuestra Galaxia)

“En tu susurro de estrellas guardas pasiones de mil soles, y danzan diminutas las galaxias perdidas en tu espacio... y tu tiempo”

(Armando Hernández)

“Largos y expertos son los dedos que pulsan en la noche el arco celeste y el corazón de las estrellas tocan.

Después, en la mañana, manos quemadas cuentan las cifras que han llenado las arcas.”

(Ena Lastra)

“Estamos atrasados de noticias: la luz del Sol que llega al mundo proviene de una estrella desaparecida. El Sol es un fantasma, espectro de una estrella muerta en tiempos algo más remotos, a distancias medibles sólo en pársecs y otros signos que se agencian los astrónomos para consolar su estéril tacto de invidentes.

El Sol fue siempre la mayor estrella de nuestro universo, aunque el dedo la oculte en ocasiones. El Sol vivió en la orilla de la orilla, el punto más lejano de la enorme lenteja. Su luz nos llega tarde y nos parece, en vuelo por los montes un astro enano, como el dedo.

La cosa no es así: fue la más lejana, la que arriba con mayor apariencia a nuestros ojos. Por eso, ¿o no?, somos criaturas moribundas. Vivimos atrasados de noticias y un astro muerto nos calienta con luz muerta.”

(Eduardo Lizalde)

“No entres dócilmente en esa noche quieta. La vejez debería delirar y arder cuando se cierra el día; Rabia, rabia contra la agonía de la luz...”

(Dylan Thomas)

“¡Pocas cosas como el universo!”

(Augusto Monterroso)

“¿Quién no ha visto la noche?”

(G. Deniz)

“Soy  hombre: duro poco y es enorme la noche. Pero miro hacia arriba, las estrellas escriben. Sin entender comprendo también soy escritura y en este mismo instante alguien me deletrea.“

(Octavio Paz)

“’¡Mirad a las estrellas! ¡Mirad, mirad al cielo! ¡Oh! ¡Contemplad los fuegos artificiales del espacio! ¡Las brillantes ciudades y ciudadelas!”

(La noche estrellada, Gerard Manley Hopkins  1844-1889  poeta inglés)

“Si ponemos tres granos de arena en una inmensa catedral, ésta estará más llena de arena que estrellas hay en el cielo”

(Sir James Jeans  1877-1946   astrónomo inglés)

“Las estrellas, como los animales de la selva, nos muestran sus crías, pero no su nacimiento, ocultado, celosamente, como un secreto.”

(Heinz R. Pagels   1939-1988   físico americano)

“Miré hacia el cielo y, de repente, se vio una extraña estrella ... Asombrado, atónito y estupefacto, quedé paralizado.”

(Tycho Brahe   1546-1601   astrónomo danés)

“... Torrente de luz y río celestial, a lo largo de cuyo lecho vemos las brillantes estrellas, como playas de oro y plata en un valle...”

(Henry Wadsworth Longfellow    1807-1882   poeta americano)

“Las personas que están solas en la montaña durante una medianoche clara como ésta casi pueden palpar el movimiento giratorio de la Tierra hacia el este”

(Lejos del mundanal ruido, Thomas Hardy   1840-1928 poeta y novelista inglés)

“¡Andrómeda!  ¡Dulce dama!  ¿Por qué te entristeces tan tímidamente entre las estrellas?  ¡Ven aquí!  Únete a esta brillante multitud y síguela ágilmente”

(Endymion, John Keats   1795-1821    poeta inglés)

“Durante muchas noches he visto a las Pléyades, saliendo por la suave sombra, brillar como un enjambre de luciérnagas enredadas en una trenza de plata.”

(Locksley Hall, Alfred Lord Tennyson   1809-1892   poeta inglés)

“¡Dadme el magnífico y silencioso Sol, son sus deslumbrantes destellos!”

(Walt Whitman   1819-1892   poeta americano)

“Él, que puede atravesar la gran inmensidad, ver todos los mundos, abarcar un universo, observar la vida de todos los sistemas, observar cómo giran los planetas alrededor de otros soles... podrá decirnos por qué el Cielo nos ha hecho como somos”

(Ensayo sobre el hombre, Alexander Pope   1688-1744   poeta inglés)

“Marduk ordenó a la Luna que apareciera; le confió la noche, la hizo su criatura de la oscuridad, para medir el tiempo; y cada mes, constantemente, la adornaba con una corona.”

(De Enuma Elish, tablas del siglo VII a.C., donde se encuentran leyendas asirio-babilonias sobre la creación del mundo.)

“Aunque el día todavía subsiste, el rosado fuego de la estrella vespertina ya centellea en el cielo azul celeste.”

(Willem Kloos   1859-1938   poeta y ensayista holandés.)

“Algún día me gustaría estar en la Luna, recorrer con la mirada algunos millones de kilómetros y decir: *Esta noche hay una Tierra muy hermosa* ”

(LT. Col. William H. Rankin  autor americano)

“Los ancianos y los cometas han sido venerados por los mismos motivos, sus largas barbas y sus predicciones”

(Jonathan Swift  1667-1745  escritor anglo-irlandés)

“No dejemos de explorar, y el final de nuestra búsqueda será cuando lleguemos donde empezamos y conozcamos este lugar por primera vez”

(Little Gidding, T.S. Eliot   1888-1965   poeta británico, dramaturgo y crítico)

“En las calles de una ciudad moderna, el cielo nocturno es invisible. Hemos borrado el firmamento y sólo unos pocos científicos contemplan aún las estrellas, los planetas, los cometas y los meteoritos.”

(Sir Bertrand Rusell - 1952)

 

Página principal


Portada - Construcción de telescopios - Galería de fotos
Inspirados por el cielo
- Mi telescopio - Vida en el universo - Links
© 2000-2001   -   Alex Masmiquel y Cristina Romero