VIDA EN EL UNIVERSO


    Es indudable que la creciente puesta en escena de películas hollywoodenses que tratan de extraterrestres, así como de programas de televisión que tratan de ufología, entran cada vez con más fuerza en nuestras vidas. Aún cuando uno nunca haya sido aficionado a la astronomía, puede crecer en nosotros el deseo de conocer más acerca del lugar donde vivimos, de si estamos solos en el universo, y cuál fue el origen de todo; sin importar cuál es nuestra postura frente a estos problemas, siempre estaremos buscando las respuestas; de nosotros mismos depende qué tan bien lo hagamos.  

    Frente a nosotros se extiende un universo de maravillas. Lo más probable es que no estemos solos, y la razón es que constantemente son descubiertos sistemas planetarios parecidos al nuestro. Existes miles de millones de estrellas, si de estas existen algunas miles parecidas a nuestro sol, y si hubiesen planetas orbitando alrededor de ellas, entonces es casi seguro que no estemos solos.

    Pero para que la vida se de en un planeta se tienen que presentar ciertas características: la estrella que le proporciona energía debe tener masa suficiente para que irradie energía durante miles de millones de años; si la vida de la estrella es efímera, entonces, aún cuando en el planeta cercano a ella se hubiese podido desarrollar algún tipo de vida, ésta no hubiera podido evolucionar, y a la larga, hubiera muerto.

    Ahora bien, en el mismo planeta debe existir un ambiente que permita el desarrollo de la vida; necesariamente en este ambiente debe existir el agua, y la temperatura debe  estar en un punto medio; así , el planeta no puede estar ni muy alejado, ni muy cercano a su estrella. Pudieramos pensar que las condiciones de vida de nuestro planeta sean las necesarias para que exista vida en otro planeta, y esto es algo muy razonable, sin embargo, no hay razón para pensar que esa forma de vida sea la misma que en nuestro planeta. En la misma Tierra, basta ir a las profundidades de los océanos o internarse en el bosque, y aún vernos a nosotros mismos, la especie humana, y veremos que somos muy diferentes unos de otros. Entonces, los extraterrestres, no están obligados a tener forma humanoide, tal como los pintan en las películas...


    Puede ser que la vida en otros planetas aún no haya alcanzado un nivel de inteligencia o grado de civilización como el nuestro. Pueden incluso, ser sólo microorganismos, o bien, seres de baja estatura que están condenados a arrastrarse sobre el suelo de su planeta debido a que la gravedad en él es muy grande, y que entonces, aún cuando una señal terrestre hubiese llegado hasta ellos, simplemente no la hubiesen podido captar debido a que no tienen los medios necesarios para hacerlo. También cabe la posibilidad de que sean una civilización mucho más avanzada que la nuestra y entonces podríamos pensar que ya han tratado de hacer contacto con nosotros y seguimos ignorándolos; o bien, que no han querido hacer contacto con nosotros pues ellos ven que somos una civilización muy conflictiva, y que de hecho, nos estamos destruyendo unos a otros.  

    Otro evidente problema, es que las distancias involucradas en el cosmos son enormes, tanto, que a la luz le lleva millones de años en recorrerla; es por ello que aún cuando enviemos señales al espacio exterior, será muy difícil que sean recibidas, esto, si en verdad hay vida en el lugar a donde hemos enviado dichas señales. Al momento no son muchos los intentos por establecer contacto con otros supuestos seres vivientes; las razones son obvias: falta de recursos económicos dedicados a búsqueda de vida inteligente; dificultades técnicas como son la velocidad a la cual podemos enviar las señales; distancias, etc.  

    Existen programas cuyo objetivo central es la búsqueda de vida inteligente; el más reconocido, por su seriedad científica, es el SETI. Para más información dirígete a http://www.seti.planetary.org o bien a http://www.planetary.org

    Podemos obtener nuestras propias conjeturas acerca de si existe o no vida en otros planetas, y si existe, cómo es... esto mientras dejemos volar la imaginación; ahora lo importante es lo que hemos conseguido: el sentimiento de que cada vez que miremos hacia el cielo, nos demos cuenta de que es posible encontrar miles de maravillas.

 

Agradezco a Alex por la invitación que
me hizo para participar junto a él

en la elaboración de esta página.

Cristina.



Volver

Portada - Construcción de telescopios - Galería de fotos
Inspirados por el cielo
- Mi telescopio - Vida en el universo - Links
© 2000-2001   -   Alex Masmiquel y Cristina Romero