Amb Bicicleta 

A peu

El Camí amb bicicleta.

Cuando utilices esta forma de hacer el camino, parte de la idea de que es diferente a la de ir a pie.
Comenzamos con las distancias, al ser la bicicleta un medio más ágil, las etapas son más largas en kilómetros, por lo que se reduce el tiempo total de peregrinaje.
La mayoría de la gente consultada dice, que hacer el camino a pie es más enriquecedor a nivel personal, que en bicicleta, porque los contactos con las personas son más directos.
La forma física para emprender el camino en bicicleta debiera ser más completa; ya que al tener que enfrentarte cada día con muchos kilómetros el esfuerzo será más notable.
Efectúa una visita al médico y hazte un chequeo completo. Al mismo tiempo pide consejo al facultativo sobre la forma de afrontar esta aventura física.
Cómo preparar la bicicleta:

Visita un buen mecánico y que te aconseje sobre posibles mejoras en tu bicicleta para afrontar la aventura. Los desarrollos deben ser cómodos, teniendo en cuenta que harás entre 700 y 800 kilómetros.

Cómo preparar el equipo:

Usar maletas acopladas en la parte posterior de la rueda de la bicicleta. Hay gente que también las instalan en la rueda delantera. Hay unas bolsas que se instalan en el manillar y que suelen ser bastante prácticas para instalar los materiales más usuales, documentos, mapas, etc.
 

El equipo que te recomendamos sería el siguiente:

  • Odómetro.
     
  • Catadriópticos traseros intermitentes y l interna delantera.
  • Cámaras de repuesto.
     
  • Cubiertas de repuesto.
     
  • Bidones de agua (2 al menos)-
     
  • Porta alforjas trasero.
     
  • Alforjas Trasero.
     
  • Porta mapas y documentos manillar.
     
  • Mochila espaldera.
     
  • Kit pinchazos.
     
  • Llaves para radios.
     
  • Troncha cadenas.
     
  • Llave inglesa pequeña.
     
  • Destornillador.
     
  • Llaves hallen 5/6.
     
  • Llave para extraer la cámara de la rueda.
     
  • Varios eslabones para la cadena.
     
  • Cables de recambio de frenos y de cambios de marcha.
     
  • Bote de aceite de 3x1.
     
  • Candado antirrobo para bicicletas.

Ropa y accesorio ciclista:

  • Culottes (2/3).
     
  • Maillottes (2/3).
     
  • Zapatillas ciclista.
     
  • Casco.
     
  • Guantes.
     
  • Gafas protectoras de sol y nítidas.
     
  • Impermeable.
     
  • Sudadera de abrigo.
     
  • Pulsómetro corazón (optativo).
     
  • Gorro de lana.
     
  • Cinta para el sudor de cabeza.
     
  • Saco de dormir.
     
  • Colchoneta térmica.

El resto del material se podría compaginar con el que se utiliza para hacer el camino a pie.

El Camí a peu.

Teniendo en cuenta que recorreremos alrededor de unos 800 kilómetros, si elegimos la ruta más larga; deberíamos de pensar en hacer una preparación física adecuada antes de iniciar la marcha.
Para muchas personas que han realizado esta "aventura" ha sido una de las experiencias más gratificantes de su vida.
El camino no deja indiferente a nadie, y normalmente casi todos los que lo hicieron alguna vez, vuelven a hacerlo.
La experiencia nunca es igual; ya que a lo largo del camino se suceden diferentes situaciones y personas, que iremos conociendo y que sin duda dejaran huellas eternas en nuestro corazón.

Cómo preparar el recorrido a pie:

La experiencia dice que un buen calzado es garantía de que uno acabe el camino de Santiago con todas las uñas de los pies en su sitio.
Muchos discrepan entre botas de caminar, zapatillas deportivas y otros tipos de calzado; pero el que recomienda el buen andarín, siempre será el mismo: "Haz el camino con un calzado que te encuentres a gusto andando "Ni mucho, ni poco, sino todo lo contrario".

No hace falta ser un atleta para llegar a Santiago, solamente se recomienda dosificar los esfuerzos de los que uno dispone y conoce perfectamente; alimentarse correctamente e hidratarse con agua sobre todo.
Muchas personas recomiendan tomar glucosa; otros ir provisto de frutos secos (cacahuetes, pasas secas). Qué comer te lo irá indicando el Camino y tu cuerpo. No obstante te recomendamos que aproveches las rutas gastronómicas por donde irás pasando.

Cómo preparar el equipo:

La Mochila.

La mochila debe ser ligera y resistente a la vez, ya que su interior albergará un cierto número de kilos del material que llevaremos..
Sería recomendable que fuera del tipo anatómico, con sujeciones en pecho y cintura, y bolsillos y compartimentos laterales.
No se recomienda llenar la mochila con equipaje que pudiera superar los 10 kilogramos. Lo recomendable es no llevar más de un 10% de tu propio peso.

Entre el material recomendado podría figurar el siguiente:

1. Ropa interior (tres mudas).

2. Camisetas (tres mudas).

3. Calcetines de algodón (tres mudas).

4. Bermudas/pantalón largo (3 mudas)

5. Ropa de agua (chubasquero, capelina).

6. Zapatillas de deporte.

7. Chancletas de goma para la ducha.

8. Sudaderas.

9. Guantes (sólo para la época invernal).

10. Toalla.

11. Artículos de aseo personal.

12. Accesorios: Kit de costura, linterna pequeña, cámara de fotos, teléfono móvil y cargador de baterías, libreta pequeña y bolígrafo...

13. Botiquín:

- Agua oxigenada.
-Betadine.
-Tiritas.
-Vendas compresivas.
-Gel para dolores musculares.
-Aspirina infantil y adulto.
-Antidiarreico.
-Glucosa.
-Nolotil.
-Bisturí.
-Pinzas.
-Esparadrapo.
-Pastillas de sodio.
-Pastillas potabilizadoras de agua.

14. Documentación:

-Credencial del peregrino.
-D.N.I.
-Carné de conducir.
-Cartilla de la Seguridad Social.
-Tarjeta Visa (emergencias).

15. Saco dormir (según época).
 

16. Esterilla.
 

17. Bastón para caminar.

Recomendaciones al Caminar:

Todo el Camino o gran parte de él está debidamente señalizado con flechas amarillas, mojones o señales.
En verano la mejor hora para comenzar es al alba, ya que así te evitarás las horas de más calor. Por lo tanto sal del refugio lo más pronto posible.
Es recomendable andar a un paso normal, ni muy rápido, ni muy lento. Protégete en épocas de calor con cremas protectoras solares.
Cuando pases por los pueblos de la ruta, trata con amabilidad a sus habitantes y ellos te trataran de la misma forma.
Precaución al caminar por la carretera: recuerda que nuestra carrocería es más débil que la de los automóviles.
Sé prudente en el gasto, ya que la sobriedad te hará sentir de una forma diferente.