GEOMETRÍA PLANA

ROSETONES

 
 

Manejaremos los polígonos y algunos casos particulares de tangencias. Debemos explicar bien el concepto de tangencia y exigir la máxima precisión en el trazado.

 
  La base para realizar un buen rosetón es saber colocar circunferencias pequeñas  que encajen perfectamente en una grande. Para eso utilizaremos un caso particular de tangencia que explicamos a continuación: N circunferencias tangentes entre si a otra que las circunscribe.  
  Para aprender a manejar las dobles líneas  podemos plantear un ejercicio que nos enseñe a realizar un rosetón sencillo. Este diseño es muy habitual en la arquitectura gótica.  

 

Si nos animamos podremos intentar crear nuestro propio rosetón.

 
 
 

N CIRCUNFERENCIAS TANGENTES ENTRE SÍ Y A OTRA QUE LAS CIRCUNSCRIBE

COMO EJEMPLO HAREMOS EL CASO DE OCHO CIRCUNFERENCIAS TANGENTES A OTRA.

1- Dibuja la circunferencia con el radio del rosetón y divídela en el doble de partes  iguales que circunferencias pequeñas quieras meter. En este caso son 16.

2- Traza un triángulo como el que ves en el dibujo de arriba. El segmento AB es perpendicular al radio OT. 

3- Encuentra las bisectrices del triángulo ABO. La intersección de las bisectrices es O', que será el centro de una de las ocho circunferencias pequeñas.

4- Clava el compás en O y traza una circunferencia con radio OO'. de esta manera encontramos los siete centros que nos faltan.

5- Con centro en O' y radio OT traza la circunferéncia. Repítela en un radio sí y en otro no. Debe quedar como aquí arriba.

  Prueba este ejercicio cambiando el número de circunferencias. Basta con modificar el número de partes en que dividimos la circunferencia en el primer paso.  
Aquí te mostramos tres ejemplos.
   
FOALOKE TRES SEIS DIECISÉIS TOMÁS BARCELÓ
   

En este caso basta con dividir el radio en tres partes iguales.

   
 
 

TRAZADO DE UN ROSETÓN SIMPLE

 

1- Dibuja tres circunferencias tangentes entre ellas y inscritas en otra más grande

2- Traza dos circunferencias concéntricas para cada una de las que hemos dibujado antes. Una exterior y otra interior y a la misma distancia.

     
3- Siguiendo las líneas que hemos encontrado en el paso anterior, repasa el dibujo como más te guste.
Existen varias posibilidades, las más utilizadas son las tres que ves aquí arriba.
 
 

 

INVENTA TU PROPIO ROSETÓN VARIANDO LOS DOS PROCEDIMIENTOS ANTERIORES

 

       
       
 
Ver trabajos de éste tipo.