EL TEMPLO

La colocación de la primera piedra tuvo lugar el 8 de Febrero de 1880, en los terrenos cedidos por D. José Quint-Zaforteza, con la entusiasta cooperación de todo el vecindario, unos con su trabajo personal, incluso días festivos, otros aportando materiales para la construcción, otros prestando carros y caballerías, los veraneantes tramitando el papeleo inevitable y abonando cantidades de dinero necesarias.

El 29 de Agosto siguiente, aunque la Iglesia no estuviera del todo cubierta, el Vicario General de la Diócesis, don Tomás Rullán Bosch, la bendijo solemnemente celebrando la Eucaristía. Fueron los padrinos el Conde de Montenegro, propietario de Son Puigdorfila y doña Josefa Rotten de Zaforteza.

La Iglesia quedó completamente terminada el 29 de Agosto de1.887, al séptimo año de su bendición.

En 1953, por Decreto Episcopal del Prelado don Juan Hervás y Benet, fué elevada al rango de Parroquia, ya que desde 1913 era el de Vicaría.

 

 

ESTILO DEL TEMPLO  

El templo es de estilo ojival, muy proporcionando en sus dimensiones y correcto en sus líneas, ideado y dirigido por el maestro de obras Bartolomé Ferrá Perelló. Consta de tres naves y parece una Catedral en miniatura. Tiene a ambos lados cuatro capillas. En el altar mayor se halla colocado un retablo que perteneció al antiguo Gremio de Carniceros de Palma, dedicado al Apóstol San Bartolomé, que fué declarado Patrono Celestial del Caserío.

En el portal lateral de la calle del Vicario Juan Catany, se conseva un bajorelieve policromado de la Piedad (auténtica reliquia de San Alonso Rodriguez) que figuraba en el Refectorio del viejo Colegio de Montesión y que el señor Ferrá lo trasladó a Son Rapinya, para evitar su posible destrucción.

En 1964 se renovaron los embaldosados, se construyó de la misma piedra la mesa del altar mayor y se colocó la imagen del San Bartolomé en la fachada principal.

                      

 

LOS RECTORES DEL TEMPLO

DON IGNACIO VERGER SOLA:  Llevó a término la construcción de la Iglesia.Gestionó la donación por parte del Ayuntamiento del retablo de San Bartolomé.Su actuación se prolongo de 1880 a 1894.

DON VICTOR VALENZUELA ALCARÍN:  de 1894 al 1897.Una labor tan intensa en el campo religioso y social le merecieron singulares distinciones honoríficas. Con anterioridad a su ordanación sacerdotal, habia cursado la carrera de Farmacia. Dominaba varios idiomas, a más del catalán, castellano hablaba árabe, griego, latin y portugués, desempeño las cátedras de francés, alemán ingles e italiano.

DON BARTOLOMÉ PASCUAL MASSANET: de 1897 a 1901. Muy dado a la piedad, erigió en "Via Crucis". Dejó su cargo para ingresar en la Congregación de los Misioneros de los Sagrados Corazon.

DON LORENZO REYNÉS SALVÁ:  de 1901 a 1906. hombre de celo y dinámico, estableció la Archicofradía de las Hijas de María y la Congregación Mariana para los jóvenes. Dotó de campana a la espadaña del Templo.

DON BARTOLOME JUAN COLL: de 1906 a 1913. Enriqueció en templo con la instalación de los retablitos del Sagrado Corazón de Jesús y de la Inmaculada.

DON JOSÉ LLINÁS CRAXELL: de 1913 a 1926. Primer Vicario "In Capite", persona de una amabilidad encantadora y popular. Dotó la sacristía de ornamentos sagrados .Encargó la construcción de 28 bancos. Las obras más notables por él realizadas fueron la capilla del Baptisterio y la Cruz monumental erigida a la entrada del pueblo.

DON ANTONIO BAUZÁ TERRASA: 1926 a 1927. Era un amante del canto litúrgico. Dejó su cargo para  ingresar  como don Bartolomé en la Congregación de los Misioneros de los SS Corazones.

DON JUAN MIRA CALDENTEY: de 1927 a 1933. Persona ingeniosa y trabajador manual consumado. A su laboriosidad se deben sendas Cruces, procesionales, talladas en madera. Su obra excepcional fue la de construir, con materiales nobles, la señorial Casa Vicaria, en la Plaza de Son Quint. Poco después ingresaba como Capellán en la Armanda Nacional, habiendo alcanzado, al retirarse, una excelente graduación.

DON GABRIEL BUADES RIUSECH: de 1933 a 1940. Sustituyó los viejos confesionarios por los dos soberbios, de tres cuerpos, que se utilizan en la actualidad. A la Sacristia la dotó de una nueva Cómoda y reparó el tejado del templo. Además, deseoso de beneficiar al pueblo y cansado de la insuficiencia de agua potable, propuso al Ayuntamiento la construcción de una aljibe público ofreciendo para ello los terrenos necesarios. Finalmente, consagró sus últimas actividades, para levantar junto a la Iglesia una nueva Vicaria (actualmente casa Parroquial).

DON JUAN CATANY MORANTA: de 1940 a 1947. Persona sencilla y piadosa. lo primero que hizo fue restaurar el Copón y vasos sagrados. Instituyó una Coral que tuvo renombre.

DON FRANCISCO ADROVER BALLESTER: 1947 a 1980, 31 años dedicados a su labor y como Párroco,  pues en 1953 se elevó la iglesia de Son Rapinya a la categoría de Parroquia. En 1966 emprendió innumerables mejoras, entre otras: la renovación del pavimento del Templo, se sustituyó la mesa del altar  por la de mármol, encargó la colocación de ventiladores, equipos eléctricos y altavoces; las seis artísticas vidrieras, para los ventanales de la nave principal; montaje permanente del bonito Belén, etc. Una vida volcada siempre a ayudar a sus feligreses y preocupándose en especial por los jóvenes, organizando innumerables actividades. Actualmente presente con nosotros viviendo las andaduras de la barriada y colaborando estrechamente con la Parroquia.

 

                               

           

LA ESCUELA PARROQUIAL

Hubo una figura preeminente del Magisterio Balear Don Andrés Ferrer Ginard, que durante seis años dirigió  la Escuela Pública, en el año 1927, situada en la Calle Jorge Dezcallar. Censando su cometido al ser nombrado Director de la "Prepatatoria del Instituto"

Más adelante las circunstancias aconsejaron la apertura de la "escuela Parroquial", que llevo a cabo el Cura-Párroco D. Francisco Adrover. Maestro de la misma fue hasta su clausura definitiva en 1975 don Juan Torres Rullán, teniendo una asistencia muy notable de alumnos. Se instaló en la planta baja de la Casa-Rectoría, disponiendo de amplios locales y del adjunto campo de deportes. Siendo D. Juan,  el director del nuevo Colegio de Son Quint.

 

                                

 


VOLVER