Publicado en Diario Crónicas de Mercedes, el domingo 22 de mayo de 1994:

 

"Culminó la primera parte de los estudios de documentos hallados en Sevilla

DOCUMENTOS TRAIDOS DE INDIAS REVELAN DATOS IMPORTANTES SOBRE LA REDUCCION SANTO DOMINGO Y LA TAREA DE LOS INDIOS

    El Grupo Santo Domingo Soriano culminó la primera parte de los estudios sobre nuevos documentos encontrados en España que aunque no revelan la fecha de fundación de la actual Villa, aportan significativos datos sobre la vida de la comunidad. Como se sabe el Sr. Jorge Parodi, mediante gestiones personales, logró que se le enviaran desde el Archivo de Indias, importante documentación referida a Villa Soriano. La misma ha venido siendo estudiada y traducida por Wilde Marotta, María Teresa Barbat y Pilar Barris, no indicándose en sus páginas la fecha de fundación de Villa Soriano.

    Según estos documentos hay una antiguedad mayor de la que expresan los estudios hasta el momento de la presencia de los indios, pues en uno de ellos se establece que en 1681 habían sido nuevamente reducidos y en carta del 1 de enero de 1677 el Padre Juárez habla de una lista de vivos y muertos.

    Sobre varios de los elementos que en estos documentos se expresan, el Sr. Wilde Marotta y Pilar Barris indicaron a CRONICAS que "estos documentos nos revelan datos importantes no sobre la Villa, sino sobre la reducción Santo Domingo Soriano. Son hermosos, reveladores, nos llenaron de calor y luego de avanzada su lectura en muchos casos nos da tristeza, pues en ellos se expresa el enorme caudal de trabajo del indio de nuestro suelo llevado luego a Buenos Aires.

    Los documentos hacen referencia a trabajos de carbón, rayos y mazas para las carretas, cureñas para la artillería, cajas de arcabuces, cajas de mosquetes. Si pensamos veremos la utilidad que tenían esos salvajes (como se les decía) contra los cuales se volvieron aquellas armas cuando representaron una carga para la sociedad.

    El documento tiene 99 hojas, en castellano antiguo y ya ha sido traducido, lo cual no fue tarea fácil pues la letra en muchos casos era prácticamente ilegible.

    Encontramos un documento donde dice que Don Andrés de Robles era Presidente de la Audiencia de Santo Domingo Soriano, Capitán General de esas Provincias del Río de la Plata, Capitán General de la Artillería y describiéndose los cargos que sucesivamente ocupó hecho que se reitera en numerosos documentos.

    En uno Clemente Rodríguez, protector de los indios de la reducción de Santo Domingo, se dirige a él atribuyéndole todos los cargos que él tiene. Eso es reiterativo, pero de allí obtendremos ricas conclusiones.

    En otro se ve un pleito entre Clemente Rodríguez, siendo sacerdote Antonio Juárez y Don Andrés de Robles, a quien se le reclamaba dinero adeudado a los indios por trabajos realizados. Se establecía que algunos de esos trabajos habían sido pagos con yerba y tabaco.

    De esta manera vemos que el mate y el cigarrillo viene de mucho tiempo atrás, pues se deduce que estos dos elementos eran vitales.

    También se menciona que los indios vivían en una isla entre 1676 a 1687, hay documentación y una carta de un sacerdote donde dice "hace tres años cuando le escribí", la cual estaba fechada el 1 de enero de 1677.

    Los que llevaban y traían esas cartas eran los indios en sus canoas, que eran embarcaciones hechas por ellos. Debemos revalorizar lo que era el indio, su gran vaquía para ir a cortar sus troncos, hacer sus canoas y métodos para sortear todos los escollos de los ríos.

    Los documentos también son ricos en decir que había, sumacas, lanchones, jangadas, balsas.

    Estos indios reducidos hicieron muchísimos trabajos, además cortaban las cañas en los menguantes que se daban sólo en este lugar, las que se utilizaban en las fortificaciones".

    Pilar Barris sostuvo que esta tarea está siendo realizada a pedido de dos grandes amigos, como lo son los Sres. Marotta y Parodi.

    "El Intendente Municipal -dijo nuestra entrevistada- tiene sumo interés que el Grupo Santo Domingo Soriano tenga una idea exacta de la fundación, pero en estos documentos no hay una sola palabra que hable de fecha de fundación. Tenemos sí, certeza del lugar de existencia en esos momentos, porque en algunos documentos, dice: "son reducciones que están en la otra banda de este Río de la Plata".

    Seguiremos trabajando todo lo más posible, navegaremos el río para tener contacto con lugares como el Rincón de la Higuera hasta la desembocadura del Río Negro con el Uruguay. Pensamos hacer un reconocimiento de la costa y la semana entrante haremos la misma tarea desde el aire en avión".